Claves sobre la información que debe figurar en el empaque del café que compramos

Todo entra por los ojos, es cierto, pero en el caso de los productos uno no solo se debe dejar llevar por lo que aparece en el empaque. Uno debe asegurarse que el producto sea de calidad. Pero no nos engañemos, más de una vez hemos comprado algo solo por su bonito aspecto.

En el caso del café, se puede decir que el empaque que tiene una marca no dista mucho del otro a excepción del material del empaque o la imagen que muestra en la parte frontal, entonces ¿qué elementos debemos buscar en una bolsa de café? ¿qué información debe tener sí o sí una bolsa de buena calidad?.

Conversamos con Lourdes Córdova, catadora profesional, maestra y jefa de control de calidad del laboratorio de la Cámara Peruana del Café y Cacao para que nos brinde información sobre lo que debemos de buscar en el empaque a la hora de comprar uno. Ya que no siempre no debemos dejar llevar por el exterior.

  • ¿Qué es lo que debe tener sí o sí el empaquetado de café en nuestro país?

-Tiene que cumplir con las normas vigentes, no hay una norma técnica para etiquetado de café  pero sí hay una norma técnica de etiquetado de alimentos y eso rige para el café. También hay normas metrológicas y eso está regulado por el Instituto Nacional de Calidad (Inacal) y el Indecopi, es un requisito que tiene que cumplir necesariamente la bolsa.

Estas normas señalan que el etiquetado debe indicar el nombre del producto; qué ingredientes tiene. Por ejemplo, para que se llame café tostado debe ser 100% café y eso es lo más importante porque algunos le agregan productos y no lo declaran, ahí empieza el tema del fraude.

Otro ejemplo puede ser cuando quieren llamar a algo que es tostado de cebada como café y no lo es. Es un sucedáneo por eso la importancia en el etiquetado de Indicar ingredientes.

Si el producto tuviese azúcar, hasta un 10%, también se tiene que indicar porque ya sería un café torrado pero igual el cliente tiene que saber. A veces hemos encontrado en el mercado productos que tienen azúcar pero no está declarado. Nos damos cuenta cuando hacemos un examen visual y hay como brillos, luego lo dejamos en el medio ambiente y se humedece, eso consistiría un fraude.

También se debe poner el peso neto de producto y la vida del mismo, el tipo de conservación, uso del producto, fecha de vencimiento, eso es obligatorio.

Algo adicional, y que sería ideal, sería el tipo de tueste porque eso no figura. Uno compra la bolsa, a veces está oscuro y cuando lo ves bien no se quería tan quemado  o está muy clarito y así tampoco se quería. Eso no está como algo obligatorio pero te da un plus. Otro plus es la trazabilidad pero en realidad la norma solo te dice café, pero si se quiere entrar a un nicho de mercado o uno de especialidad es mucho mejor que se indique que el café es de tal finca, tuvo tal altura, método de beneficio, variedades, quizás se puede agregar que estuvo unido a tal flor o tal paisaje, tuvo un método de proceso artesanal. Todo eso ya va como parte del marketing y cómo quieras vender tu producto. La idea es educar al consumidor a no solo mirar el nombre del producto que en realidad no te da mayor información.

  • ¿Se está trabajando en una uniformización en la información que deben tener las bolsas de café?

-Hay una norma técnica de café tostado, no estamos trabajando en ello pero podría ser interesante como para que la persona que esté interesado en ingresar a este rubro tenga una referencia ya que solo se basan en la del CODEX que es bastante general. Una norma técnica como la que señalas podría ser más adelante para enseñar más al cliente peruano a que se acostumbre a pedir toda esa información, que no solo diga café.

  • ¿Hay una tendencia de un consumo interno más especializado? Dado que cada vez hay más cafeterías en la capital al menos

-En Perú no tenemos una cultura de consumo de café pero eso está cambiando. Ya se está viendo cafeterías con un mejor servicio o marcas de tostado con un buen empaque y diseño porque la idea tampoco es llenar de tanta información y confundir pero eso ya es parte del marketing. Algo breve, porque si se llena de mucha especificación queda como que demasiado recargado. Todo debe ser preciso para que el cliente pueda animarse.

  • Cuando la información que hay en la bolsa no es verdadera, ¿qué es lo que se hace? Ya que se tipifica como fraude

-Se presenta a Indecopi una demanda o queja, pero son pocas (las demandas) dado que no somos clientes tan exigentes, nos dan y aceptamos. Si lo clientes fueran más exigentes las cosas cambiarían.

  • ¿Cuál es el rol de la Cámara Peruana de Café en estos casos?

-Una vez tuvimos un caso de un café soluble, donde hicimos todo el proceso y le llegó la multa a través de Indecopi. Es un derecho que tenemos cómo Cámara en la cual procedemos para que se respete al consumidor. Ya que estamos en ese punto, algo que no vemos con buenos ojos ya que no está regulado, y nadie lo está supervisando, es que se use indiscriminadamente la palabra orgánico con los cafés tostados. Todos ponen eso, pero nadie lo demuestra. Algunos tienen la certificación de la materia prima pero no es suficiente ya que esto debe ampliarse a la comercialización y a la planta, de esta forma deberían tener 3 sellos. Lo orgánico no es barato por ello no se puede poner porque se le da la gana.

  • ¿En la Cámara están trabajando un prototipo de etiquetado que las bolsas deben tener?

-Por el momento no, ahora estamos trabajando en tener una mejor calidad. Sí nos interesaría pero más que un trabajo de la Cámara es uno que involucra a la comunidad, o sea es todo el sector: La Cámara, la Junta Nacional del Café, Inacal, Digesa e Indecopi. Lo que nosotros estamos pensando en un sello de calidad como lo tiene Brasil (Ver recomendaciones técnicas de la Asociación Brasileña de la Industria del Café (ABIC), el cual asegura que es 100% café y no tiene contaminantes. Es necesario porque en Perú abundan los cafés tostados oscuros con azúcar y no te lo dicen. Los consumidores se dejan llevar por el precio.

LA EXPERIENCIA DE COFFEE TIME

Juan Pablo Ayala, un artista del café y del dibujo. (Foto: Nancy Onaga)

Juan Pablo Ayala dueño y gerente de la cafetería Coffee Time, con dos locales en Miraflores,  vende su café en un empaquetado muy original que él mismo diseñó. Juan Pablo, natural de Moquegua, dibuja y no se le ocurrió mejor idea para su producto que llevar su arte a la bolsa.

Así que encontramos a la cafetería trazada en la parte frontal. Curiosamente, en la cafetería de la calle Bolívar, Juan Pablo ha hecho similares ilustraciones en las mesas. En la parte de atrás, está toda la información necesaria para el consumidor

Juan Pablo dibujó su cafetería y llevó la ilustración a la bolsa de su café.
El diseño deja espacios en blanco para llenar los datos actuales del grano que están ofreciendo. Colocan la fecha de tostado. 
  • ¿Cómo nació el diseño de la bolsa de café que venden en Coffee Time? Normalmente los diseños son muy similares y el suyo rompe con el esquema.

En Coffee Time nos gusta hacer las cosas a mano y con cariño, al aumentar la demanda de los paquetes de 250 gramos, tuvimos que mandar a imprimirlos guardando el objetivo principal, el error en los trazos de lo hecho a mano… lo perfecto debe ser el contenido, que es el café.

  • ¿Cómo se aseguran que el consumidor tenga detalles del café que venden?

-Toda la información y detalles técnicos del café se encuentran en la parte posterior. Dejamos los espacios en blanco para el llenado a mano , porque nunca se sabe cuando se puede trabajar con otro origen, beneficio, perfil , etc. Pero hacer que el consumidor preste interés en esos detalles es trabajo del barista y el espacio pequeño de los locales de Coffee Time permiten esa conversación al momento.

  • ¿Cuál fue el mayor reto que tuviste que afrontar al ingresar al mercado con este diseño de bolsa de café?

-El diseño es curioso. Por ese tema es práctico llamar la atención del cliente, pero el verdadero reto fue ganar su confianza, ya que tienen marcas muy grabadas en sus mentes, marcas muy conocidas pero que brindan poca información del contenido, así que el truco está en voltear el paquete de café y enseñarle todos los detalles. En otras palabras no se vende solo, cada paquete va acompañado de una pequeña charla, donde notarán que sabemos qué es lo que vendemos.

El local de Coffee Time de la calle Colón tiene 5 años, y el de Bolívar poco más de un año. En ambos encontramos café en grano que Juan Pablo o su esposa, la francesa Claudie Perche, ofrecen a la clientela. Han pasado de vender 4 kilos a la semana a 30, y la demanda sigue creciendo.

Hay diseños más tradicionales, pero con la información necesaria, que es lo realmente importante.

CÓDIGOS QR

Otro es el caso de Core Lima Café, que te presenta bolsas de tres colores (blanco, negro y rojo) con café blend de Cajamarca. El diseño del empaque se inspiró en los colores del local y estuvo a cargo del artista argentino Andy S-Party.

“Ha sido interesante la respuesta. La gente ya estaba preguntando, y hemos tardado, pero ya tenemos el café en bolsa. Optamos por el código QR, el cual te deriva a la web y a las características principales del producto. Esto nos permita ofrecer y actualizar constantemente la información”, explica Vladimir Bejarano, uno de los dueños de Core Lima Café.

EL IMPERIO

Orígenes Tostadores Café ofrece datos claves en sus bolsas, las cuales mantienen el estilo de fans de Star Wars en algunos casos. Además, en la web se encuentra información sobre cada una de sus propuestas.

via GIPHY

Deja un comentario

*