¿Qué es la Vandola? Conocimos y disfrutamos del invento tico

En mayo de 2016, el diario económico de Costa Rica ‘El Financiero’ publicaba una nota titulada “Nace una nueva forma de hacer café”. Otros medios daban cuenta de la novedad, mientras que el Instituto del Café de Costa Rica (ICAFE) lo presentaba así: “El genio tico aplicado a la preparación de café”.

Se referían a la ahora famosa Vandola, una cafetera de arcilla que ya en ese momento había sido expuesta en una feria de La Florida, Estados Unidos, y puesta a prueba en Kaffa Café, donde su creador, el barista Minor Alfaro mostraba que el recipiente en cuestión tenía futuro y no solo por su belleza como pieza artística.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tiene una abertura en la parte superior, en forma de cono, donde se coloca el filtro (que puede ser de Chemex o V60) y el café molido para ser chorreado. Posee una válvula (orificio) de oxigenación independiente y un vertedero para depositarlo en las tazas. Al entrarle aire, la Vandola succiona y el filtro se adhiere.

La Vandola  permite servir el café sin tener que quitar el filtro haciendo un tapón para crear una cámara de oxigenación que revierte algunas procesos volátiles del café.

LA VANDOLA EN LIMA

El maestro Alfaro y Enid Esquivel en Costa Rica. Foto: Feria del Café de Costa RIca.

En febrero de este año, en Lima, la costarricense Enid Esquivel, dueña de Tika Coffee, profesora de cata, tostadora y barista, nos enseñaría en su extraordinaria clase de ‘Métodos de Café’ cómo usar la Vandola.

Empleamos café peruano (de Huabal, Jaén), que ella misma tostó y molió, para ver-disfrutar las bondades del método tico.

La Vandola se diseñó para utilizarla en tiendas de café. Es fuerte,  fácil para verter, y evita derrames. Muy parecida a la V60, pero con una fortaleza evidente, Enid Esquivel comenta que en este método tico el aroma resalta y dura más. Paso a paso, lo comprobamos.

 

CÓMO CONSEGUIR UNA VANDOLA

Cada Vandola es fabricada por un alfarero. Es un trabajo apasionado, minucioso. Cada artista pone el alma en su elaboración.

Tiene un diseño precolombino que le da una incomparable belleza y un gran valor cultural. Hacer una Vandola tarda un mes.

El cono y el cuerpo se esculpen aparte y luego se unen. La arcilla se demora en secar entre 15 a 22 días, de acuerdo con el nivel de humedad. Está lista para ser cocida a 800°C.  Posteriormente se pinta y barniza y una vez  fría se pone a calentar por segunda vez, pero a 1,100°C.  La Vandola está lista para usarse solo si sobrevive al fuego. “Cada Vandola es única. Son hechas a mano y los materiales son de alta calidad”, comenta Enid Esquivel, maravillada, al igual que sus alumnos. En el taller de Tika Coffee hay dos cafeteras de este tipo, al lado de la prensa francesa la v60, Chemex, y la cafetera Sifón. En lugares como Amazon la encuentras a 110 dólares.

O puedes consultar en este link, donde hay un descuento.

También podemos esperar la llegada de Minor Alfaro a Lima o contactar a Enid Esquivel para que nos alcance más pistas.

¿CÓMO HACEMOS NUESTRO CAFÉ EN UNA VANDOLA?

Si ya probaste métodos como V60 o Chemex, la Vandola te resultará muy sencilla.

    1. Colocar un filtro de papel, metal o tela diseñado para una Chemex o una V60.
    2. Precalentar la Vandola. Es muy importante. La Vandola es gruesa y si está fría no rendirá igual. Precalentarla mantendrá el café caliente por alrededor de 30 minutos.
    3. Enjuagar el filtro.
    4.  Dosis de café aproximada: 30g y 450ml de agua.
    5. Debido a que cada Vandola es única, le tomará un par de usos encontrar la mejor cantidad de molienda, advierte su creador.
    6. Se debe hacer una preinfusión con al menos 70 g de agua. Suaviza los sabores frutales del café.
    7. Después de 30 se debe verter lentamente el agua en círculos concéntricos. Esto debería tomar de 4 a 5 minutos.

EN ESTE VIDEO, EL MAESTRO MINOR ALFARO TE ENSEÑA A USARLA

¿QUIERES UNA VANDOLA? Nosotros también.

Periodista. Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Directora de Clases de Periodismo, editora web de Perú21 y directora de Ruta del Café Peruano. No me imagino la vida sin café.

2 Comments

Deja un comentario

*