Arequipa: Ristretto, toda la pasión más allá de una taza de café

Fotos: Fabiola Valle

En Arequipa hay una creciente cultura del café de especialidad. Y Ristretto es un buen ejemplo. En sus dos locales, en la calle Misti 127 en Yanahuara, y en Campo Redondo 100B, San Lázaro, la propuesta de Carlos Martínez y su equipo no deja de sorprender. 

Todo empezó con  un pequeño furgón hace cuatro años. Hace dos lograron instalar sus dos locales. Carlos, que había trabajado en cruceros y conocido la cultura del café italiana, pensó que en Arequipa se podía hacer mucho para promocionar nuestro café. Ristretto nació como un espacio pequeño que exalta los grandes sabores. “Pusimos la semilla”, dice orgulloso, al lado de su novia Sandra Herrera. Vincenzo Bocchio y Gian Turpo son parte del equipo. Jóvenes, entusiastas, amantes del café, creativos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Ristretto encontramos café de Cajamarca y San Martín. El equipo ofrece métodos diversos, y para la sesión de fotos nos presenta un Aeropress. Pero la gran sorpresa es el Cono Capuccino y el Cono Affogato. Entre Espressos y Americanos, Carlos explica que la cafetería busca educar al cliente. Por ello, siempre están atentos a resolver dudas y orientar.

Ristretto ofrece talleres de proceso del café, métodos de extracción y técnicas baristas.

El público, turista y de Arequipa. comienza a acostumbrarse a su propuesta.  “Nos da satisfacción ver que cada día hay más interés en el café de especialidad. Es reconfortante. Y Arequipa es un lugar con mucho potencial, donde cada vez se fundan nuevos espacios. Esto recién empieza”, señala Carlos, quien describe el café como su modo de vida, su sueño, su futuro.

“No queremos que la gente solo diga que el café peruano se exporte. Queremos que la gente lo consuma”, acota Sandra.

Ristretto tiene una carta básica de café que incluye bebidas frías como el Café Tonic y complementos como los waffles.

“Esta corriente que se inició en Lima, este boom cafetero se está replicando en ciudades como Arequipa y eso es bueno para apoyar el desarrollo y consumo de café peruano”, puntualiza Carlos, quien cuida cada detalles del sabor. Su secreto es ofrecer un café de buen cuerpo, sin miedo al amargor y balanceado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

*