Café Negro, el café del barrio de Barranco con los mejores granos de San Ignacio

Fotos: Nancy Onaga

A Café Negro los encontré hace una semana en Instagram. Me gusta su frase: “Somos café del barrio”. Suena y se siente inclusiva. El domingo, junto al equipo de La Ruta del Café Peruano fuimos a buscarlos y llegamos al corazón de Barranco.  Roberto y Mariana, creadores del concepto, están como locos pero felices. El local está dentro del Mercado El Capullo y es el mismo que alberga a los amigos de la famosa y concurrida cebichería Canta Ranita.

Al ingresar al mercado, solo tienes que guiarte por la música y el bullicio de la gente. Alegría, risas y buena vibra es lo que sobra en este espacio. Café Negro se une y se contagia de ese sabor variopinto y su local se hace acogedor mágicamente.

Roberto Larraburre, contador de profesión, docente, asesor y apasionado del café,  cuenta que la idea es democratizar el café, que todos tengan acceso para tomar y probar una buena taza de café mientras haces tus compras, o luego de comerte un rico cebiche. Se le nota el gusto por lo que hace, y menciona que haber pasado por una conocida franquicia de café, le permite conocer todo el proceso previo en este negocio. Su buena disposición para brindar una atención de calidad  es evidente.

Junto a Mariana Donizzetti, su socia brasileña, se preocuparon por encontrar buen café y lo traen desde Jaén, Cajamarca.

Consideran que su iniciativa empresarial es un pequeño aporte para seguir creciendo e incentivando el consumo de nuestro café peruano.

A DISFRUTAR LA EXPERIENCIA

Roberto prepara un espresso con buen cuerpo y gran aroma. El capuccino y latte son muy agradables, y todo esto viene acompañado de postres hechos en casa por Mariana, quien es una experta en gastronomía y brinda asesoría en este tema que tanto la apasiona.

Cuando aterrizaron la idea quedaron en ofrecer café y postres espectaculares. La locación no pudo ser más creativa pues hacerlo dentro de un mercado como en algunas ciudades de Europa es motivador. Así que su aporte está cargado de dulces con recetas caseras e insumos locales como el cacao y brasileños como el acaí. Su carta estacional se basa en lo orgánico y saludable, un buen café de origen y acompañamientos que son una delicia.

Su postre bandera: El carpaccio de plátano brullé con crema de manjar blanco y helado orgánico de acaí, sencillamente riquísimo. También el keke de zanahoria con una salsa de brigadeiro y semillas de cáñamo o los palitos de brownie. Se siente el cariño y el detalle  en cada cosa que te sirven.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Barranco es un distrito bohemio, donde se respira arte, y puedes encontrar diversidad gastronómica.  Este concepto destaca y se suma para vivir una experiencia diferente, el lugar es pequeño, pero marca la diferencia: es una pequeña cafetería de especialidad dentro de un mercado.

Roberto y Mariana se unieron para hacer realidad este sueño. Luego de muchas tazas de café lo concretaron. Desde la barra, invitan a todos a darse una vuelta para conocerlos. Más de uno tendrá ganas de volver por el buen café y los postres.

No dejes de mirar los banquitos, una belleza.

DATO:

Está en el Jirón Unión 147, stand D8, Mercado El Capullo de Barranco (junto a la cebichería Canta Ranita).

HORARIO: De martes a domingo de 9 a.m. a 5 p.m.

Deja un comentario

*