Cuando los esfuerzos se suman: La Asociación de Productores Agropecuarios Valle Verde

Fotos: Nancy Onaga

Rodríguez de Mendoza es una de las 7 provincias de Amazonas, posee atractivos turísticos muy especiales y su gente es muy amistosa con los visitantes. Llegar de Lima a este punto demanda 24 horas, pero vale la pena. La I Feria Internacional de Cafés Especiales Amazonas 2018, que se realizó entre el 10 y 11 de setiembre, nos recibe.

Encontramos la ciudad en verdadera algarabía. Coincidimos con la Fiesta Patronal de San Nicolás y la pequeña plaza desbordaba de adornos para la ocasión con castillos listos para el festejo que llenaban de emoción a los pobladores y turistas, locales y extranjeros.

La expectativa entre los organizadores y los productores participantes en esta I Feria Internacional de Cafés Especiales Amazonas 2018, es bastante grande. Al llegar a la IE Toribio Rodríguez de Mendoza, en donde se realiza el evento, el ambiente es acogedor. Se respira café, del bueno.

Cada productor tiene un stand cargado de lo mejor de sus productos, y la estrella en todos es el buen café que tiene este maravilloso lugar, pues todos están ante los ojos de compradores internacionales y locales que han llegado desde de muy lejos a conocer y llevarse el gran café orgánico de la zona. Hay mucha gente que aún no conoce bien la calidad, y productividad que hay en este sector cafetero.

Estos días de feria son una ventana de oportunidad para todos los productores y visitantes. Nadie se irá sin probar la gran variedad de cafés que posee esta cálida ciudad.

Elisa Vásquez Iberico, administradora y encargada de la Asociación de Productores Agropecuarios Valle Verde, explica el trabajo que vienen desarrollando desde agosto del 2015 con la finalidad de posicionarse en el mercado de exportación.

INICIO Y FRUTOS

Cuenta que ella está orgullosa de pertenecer a una organización que tiene los recursos para ayudar al agricultor y que conoce de cerca sus necesidades. Si bien es una asociación joven, están trabajando con personal altamente calificado, lo que les permite junto al caficultor, lograr un trabajo en conjunto que los ha fortalecido y hecho crecer sobrepasando sus proyecciones iniciales. Actualmente tienen 450 socios y casi 100 solicitudes en mesa.

“Las ventas prácticamente de este año las tenemos cerradas y nos sentimos muy contentos con la respuesta de los compradores, y sobre todo del productor que con su arduo trabajo se esmera por entregar cada vez más un café de mejor calidad”, dice esta joven natural de Rodríguez de Mendoza.

La Asociación de productores Agropecuarios Valle Verde, como empresa, se preocupa por atender las necesidades de sus clientes y que estos queden satisfechos con el servicio brindado. “Como asociación contamos con las parcelas de cada uno de nuestros socios, ellos acopian el café en almacenes, estos mismos son catados en nuestro laboratorio de control de calidad, y luego se separa los lotes de acuerdo con las especificaciones de los puntajes obtenidos en taza, y se derivan de acuerdo con los contratos que se tienen”, menciona Elisa.

Los contratos con sus clientes tienen una serie de características que se tienen que cumplir rigurosamente. La solidez alcanzada, es gracias a que los socios caficultores han encontrado en la Asociación de productores Agropecuarios Valle Verde un respaldo y confianza.

“Nos esmeramos por tener todo un equipo técnico, gente capacitada en campo, personal administrativo presto a escucharlos, un consejo de fiscalización, un consejo directivo. Durante todo el año y en los 12 distritos de Rodríguez de Mendoza hemos brindado talleres, capacitaciones del buen manejo en el campo. Todo esto en consulta con los requerimientos que el caficultor nos pide”, sostiene. Se trata de preguntar qué quieren saber y atender sus necesidades.

UNA ASOCIACIÓN DE CONFIANZA Y TRABAJO EN EQUIPO

Esta labor mencionada es un trabajo que tienen cada una de las asociaciones en Rodríguez de Mendoza. En el caso de la Asociación de productores Agropecuarios Valle Verde, su crecimiento desde su creación, ha sido para mejorar en beneficio del caficultor, permitiéndole en estos 2 últimos años llegar a obtener calificaciones en taza de hasta 87 puntos. El servicio a sus productores, la capacitación general y el seguimiento con controles de calidad que tienen, les ha permitido convertirse en una gran familia que trabaja en equipo. Sus exportaciones han llegado hasta Canadá y localmente le venden a Café Monteverde y otros clientes, pero siempre en café oro.

En esta I Feria Internacional de Cafés Especiales Amazonas 2018, están lanzando su propia marca: Wimba Coffee, en honor a sus ruinas arqueológicas. Aún están en todo el proceso administrativo de los registros. “Nuestro café es de buen cuerpo, con una selección de los mejores granos tostados y con notas cítricas, muy pronto lo llevaremos a Lima para promocionar y darlo a conocer”, comenta emocionada Elisa Vásquez,  entusiasta promotora de la cultura y el consumo interno del café de su zona.

Nació en Rodríguez de Mendoza, es de familia cafetalera y se nota la pasión por lo que hace. Siente que tiene mucho camino por recorrer y quiere quedarse a trabajar en su propia tierra: “El café me hace despertar, es mi recurso de vida mi presente y futuro”.

Datos: Están en proyecto de creación de su página web y redes sociales, mientras tanto pueden realizar contacto directo para compras o cualquier tipo de información sobre su café, y sus derivados al teléfono: 926437141 .

Deja un comentario

*