Tostao Café es un boom en Chiclayo y ejemplo de emprendimiento regional

El café siempre estuvo presente en la vida de Ronald Lozada. Hasta los 15 años creció entre las fincas de la zona de Sillangate, en el departamento de Cajamarca, sin imaginar que tiempo después se dedicaría a la venta del café en un local de dos pisos, ubicado en la urbanización Santa Victoria, en Chiclayo, que para abarrotado de clientes.

Ronald nació en Jaén, Cajamarca, y en su adolescencia llegó a vivir a Chiclayo, en Lambayeque. Estudió para ser chef y por mucho tiempo trabajó para una cadena de hoteles. Hace tres años, decidió poner en práctica sus conocimientos y junto a su socia Ingrid Cerquera, quien se dedica a la elaboración de postres, apostaron por una cafetería – pastelería a la que le pusieron de nombre Tostao Café.

Desde su amplio y acogedor local, decorado con divertidos murales de caficultores, el emprendedor de 30 años recuerda que siempre escuchaba a sus abuelos decir: ‘Estoy en pleno tostao’, en referencia al tostado del café. Ese nombre retumbó en su mente y cuando abrió la cafetería no dudó en llamarlo así.

En un inicio, Lozada no estaba seguro si invertir todos sus ahorros en una cafetería ubicada en una ciudad que, aparentemente, no se caracterizaba por el consumo de café. Sin embargo, decidió arriesgar y descubrió que “a los chiclayanos si les gustaba el café.  El problema era que no había buenos lugares donde disfrutarlo”. Tostao Café se convirtió en un boom.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

“Soy amante del café, al día me tomo cinco tazas, y siempre buscaba un buen lugar donde consumirlo, pero no lo encontraba. Por ello, cuando decidimos abrir este negocio nos esforzamos en brindarles a nuestra clientela el mejor de los cafés.  En Tostao servimos café proveniente de Villa Rica, en Pasco, y de Quillabamba, en Cusco”, nos cuenta.

OSO DE ANTEOJOS

El éxito de Tostao fue tan rotundo que en Chiclayo los clientes pensaban que se trataba de una franquicia limeña pero Ronald quería que su cafetería sea reconocida como una marca de Lambayeque. Por ello, para darle ese toque regional decidió poner como logo al oso de anteojos, natural de Chaparrí.

El emprendedor cuenta que al mes vende más de 100 kilos de café. Los favoritos son capucchino, americano y latte. “Hoy en día, puedo decir que se puede vivir del café. Empecé a trabajar con cinco personas y hoy somos 40. El café cambió mi mundo. Ahora soy un emprendedor y pienso abrir otra cafetería en el norte del país”, lo dice con orgullo.

¡Un cafecito más por favor!

tenga en cuenta

  • Tostao Café se encuentra en la calle Las Jacarandas 250, Santa Victoria, Chiclayo.
  • Teléfono: (074) 233868
  • Horario de atención: De lunes a domingo desde las 8:30 a.m. hasta las 11:30 p.m.

 

Deja un comentario

*