Collective Bean: el reto de fortalecer a los productores y cooperativas

Fotos: Collective Bean

También han habilitado una colección de cafés y chocolates, para el consumo del público peruano en Lima, dirigido a principiantes y expertos #coffeelovers musik downloaden und speichern iphone.

Cynthia Landeo, de 33 años, y Alberto Rivas, de 41, descubrieron que para abrir su propio camino en el sector cafetalero debían empezar desde la chacra minecraft story mode umsonst herunterladen. Hace dos años se mudaron a la Selva Central provincia de Satipo – Junín. Alberto cerró su recordada cafetería Wayu Coffee Shop, que se encontraba en el distrito de Magdalena – Lima ps4 braucht lange zum herunterladen. Cynthia, una famosa exportadora de café peruano, descubrió que existían otros medios para apoyar al productor.

Se conocieron en el 2018 y lo que ambos sabían del sector los llevó a tener serios cuestionamientos sobre la comercialización del café y el beneficio que estaban recibiendo los productores, por ello decidieron asociarse para crear Collective Bean dvd player downloaden windows 10.

Cuando le pregunto a Cynthia qué es Collective Bean, ella no tiene una respuesta concreta. La complejidad para definir los servicios que ofrecen, debido a las dificultades que han encontrado con los productores, los intermediarios, las cooperativas y las fincas, los ha llevado a reconocerse como una empresa de carácter social frei wild rivalen und rebellen kostenlosen.

El trabajo en el campo

En este entorno, que incluyen las limitaciones de la pandemia, detectaron que uno los problemas fundamentales de las cooperativas cafetaleras en la Selva Central se encuentra en el manejo administrativo y de gestión organizacional. De esta manera, se enfocaron en brindar asesorías a las cooperativas, formular planes de negocio y  fortalecer las habilidades de los dirigentes.

También han abierto un laboratorio de catación de café y cacao en Satipo, para brindar apoyo en el manejo de calidad de ambos commodities. La visita a fincas es constante. Cynthia no ha dejado de lado su gran conocimiento en la exportación y continúa buscando clientes, junto a Alberto, para seguir vendiendo el café de especialidad de Selva Central y de otras zonas, a mercados internacionales.

Actualmente, están trabajando con 8 cooperativas, entre ellas se encuentran: Kemito Ene, Valle Santa Cruz, Asociación Chankas en Pichanaki; y por el norte, con QBem y Finca El Morito. También han habilitado una colección de cafés y chocolates, para el consumo del público peruano en Lima, dirigido a principiantes y expertos #coffeelovers.

Foto: Katherine Fernández

¿Cómo llegaron al mundo del café?

Cynthia es una joven que sonríe todo el tiempo, y más cuando habla del café y el chocolate, viene trabajando en la exportación de café desde hace 5 años. Todo empezó cuando la invitaron a ser traductora en un proceso de venta de lotes de café en la cooperativa La Florida en La Merced – Junín. En el retorno a casa, cayeron lágrimas en su rostro porque se había dado cuenta que este era el futuro a seguir.

Alberto encontró en el café un espacio para evitar el desempleo. Un gran consumidor de café, que lo llevó a meditar en el negocio que podía generar con lo que le gustaba beber. Decidió abrir una cafetería, capacitarse desde todos los ángulos que te presenta el café. Al identificar la cadena de valor y sus actores decidió trabajar para ella.  

DATO:

Si te encuentras en Lima, puedes encontrar su café y chocolate al WhatsApp 923 552 312 o a su web: http://www.collectivebean.com/.

Deja una respuesta

*