Enid Esquivel: “Si Perú tiene una adecuada promoción del café va a pisotear a muchos países”

Enid Esquivel, tostadora y maestra. Foto: Peter Salguero

Enid Esquivel nació en Costa Rica, y si bien ama el café de su tierra, el café peruano también la enamoró. Lleva once años en este país. Ella es tostadora y a través de Tika Coffee entrega granos perfectamente tostados a diversas marcas en el país. Y además, comparte conocimiento de valor wordpad for free.

¿Qué hace una tostadora? “Ve diferentes áreas, no solo el tostado. Desde la trazabilidad del grano, desde el origen, la altura, la variedad, el agua que tiene. No solo es la máquina y yo. Somos un equipo de trabajo que con diversas variables podemos tostarlo correctamente”, dice Enid, quien lleva siete años en esta parte de la cadena productiva herunterladen. Pasó de catadora a una tostaduría, y su vida cambió.

“Me gusta el tostado, y la cata es muy interesante pero es un mundo diverso con ciertos protocolos que no puedes romperlo. En el tostado, en cambio, rompes los esquemas y es más divertido”, comenta.

Esquivel enseña cata y tostado. Le apasiona ser maestra, y la relación que mantiene con sus alumnos es constante babbel kostenlos download. “Enid tuesta mi café”, es para muchos dueños de cafetería o de marcas de café una carta de presentación.

Al lado de Ericka Prado, su socia; Enid hace un trabajo que puede ser duro, pero nada detiene a estas dos mujeres. De hecho, cargar un saco de 46 kilos no es sencillo, sin embargo, lo hacen con cuidado para no lastimarse.

INNOVAR

“Las innovaciones en todos los países cambian pixel font. En Perú yo he visto en los últimos cinco años una gran innovación en cuanto a procesos, y que todavía está en crecimiento. Esperamos que en los próximos años exista una innovación más ordenada e institucionalizada que permita mejorar la vida del productor, y la sostenibilidad final”, afirma.

Para Enid Esquivel, el cambio que ha visto en el café especial en los últimos once años ha sido radical. Esto se muestra mucho más en las redes sociales, donde hoy se conoce el trabajo de todos los actores de la cadena cafetera herunterladen von sp1 von der microsoft-website.

Enid Esquivel y su socia Ericka Prado. (Foto: Peter Salguero)

LOS CAFÉS PERUANOS DE LA EXCELENCIA

Mientras tomamos un café de Costa Rica preparado en Chemex que la maestra trajo de su reciente viaje a su tierra, Enid nos comenta sobre la Taza de Excelencia, donde ha participado como jueza: “Es una respuesta de trabajo de los productores. En la primera taza, hubo cerca de 300 a más muestras donde el 70% era rechazada por problemas de poscosecha (tierra, moho). Fue un año de aprendizaje. El aspecto de calidad ha ido mejorando, y la etapa más difícil es elegir entre los últimos diez cafés, y así ha quedado demostrado en el norte y el sur del país”.

Tika Coffee nació hace seis años con la finalidad de enseñar y de brindar servicio de calidad en el tostado. “Somos una empresa independiente, y eso ha sido una bola de nieve que ha ido creciendo y creciendo”, indica. No quisiera llamar a Tika como una escuela, sin embargo, es un espacio de aprendizaje y que impulsa los emprendimientos.

-No solamente brindamos servicios y talleres creamos amistades y tratamos de ayudarlos en diversos procesos de crecimiento. Agradezco el apoyo de todos los alumnos que hemos recibido, muchos vienen de diversas escuelas. Tratamos de personalizar las clases para que pueda compartir más sus criterios.

Quienes hemos tenido la suerte de ser sus alumnos podemos confirmar que una clase de Enid no se olvida.

EL FUTURO DE CAFÉ PERUANO

“Es un futuro no muy lejano. El futuro va a venir más allá de una institucionalidad correcta en este país, donde todos tengan sustentabilidad del producto. Veo una brecha grande, espero que no sea lejana, pero sí progresiva”, reflexiona.

Sobre el puntaje del café, Enid nos aclara que la pérdida de calidad se puede dar por el tiempo de almacenamiento y el tostado: “Un café especial puede dejar de ser especial cuando sale de la máquina, por ello es bastante complejo. El puntaje no determina nada, lo que determina es el perfil de ese puntaje”. Por ello, el trabajo del tostador es clave, y muchas veces no se conoce.

Enid remarca que gracias a los microclimas del Perú se logran cafés maravillosos. Ha conocido productores, en Santa Teresa, Cusco, que cultivan café a una altura de 2,400 msnm. “Y yo les dije: ‘ustedes van a ser los caficultores del futuro’ por el cambio climático. Y probablemente en dos años yo le iba a preguntar cómo producían café en esas condiciones, donde incluso hay nevados al costado. Hay mucho potencial, hay suelos ideales, y alturas espectaculares”.

Enid toma el ‘yodito’ -como le dice al café- unas tres veces al día. Cuando está en Tika, la cifra es mucho más. Su método favorito es el V60.

Empezó a tomar café desde niña, y quizás por ello ese amor tan grande, y esa esperanza en que cada vez más se consuma esta exquisita bebida.

La tostadora lamenta que el Perú no promocione el café peruano como se merece: “El café de Costa Rica es uno de los más caros que hay , no solo por la calidad sino por la promoción. O lo que pasa con Colombia. Yo he escuchado a peruanos decir que el café colombiano es muy bueno, y creo que si Perú tiene una adecuada promoción va a pisotear a muchos países que están al costado”.

Como dice Enid, ya toca promover el café peruano en serio. Toca.

DATO: Puedes contactar a Enid aquí

Periodista. Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Directora de Clases de Periodismo, editora web de Perú21 y directora de La Ruta del Café Peruano. No me imagino la vida sin café. ➤ Soy especialista en Comunicación Digital y Marketing. He sido jurado de Experiencia (2018-2019) del Concurso de Cafeterías de Lima organizado por la Cámara Peruana de Café y Cacao. Estudié barismo en Team Barista.

Deja una respuesta

*