#Yotomocaféperuano es más que un hashtag, y así lo demuestra el consumo de esta bebida

El placer de un buen café, en casa o en cafeterías como The Coffee Road / Foto: Renzo Salazar

El café es un producto que ha logrado ser vendido exitosamente a nivel global, y las noticias que recibimos sobre nuestro producto son positivas como ha dado a conocer el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) y La Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (PromPerú). Pero, ¿qué pasa en el mercado local? ¿Cómo se consume el café peruano en los hogares del país?

El peruano hoy consume café -en casa (sobre todo si hace home office), o en alguna cafetería de especialidad- y decide el origen, tueste y molienda. Walter Flores, hijo de productores, tostador y emprendedor de 35 años, acaba de lanzar Sapphire Coffee Roasters, una marca que junto a su socio holandés Derek Visser promueve diversos orígenes de Cusco a Satipo schlagerparadies kostenlos downloaden. Para Walter -que asesora cafeterías y conoce a fondo del tema- hay un incremento del consumo del café y un interés de la gente por experimentar en casa, no solo con la bebida sino también con accesorios que antes parecían solo para #coffeelovers. Se refiere a métodos como V60, molinillos y hasta tazas. Estuvimos en la tostaduría de Walter, donde además de sus excelentes cafés continúa brindando servicio para otras marcas. Y entre altas y bajas llega a concluir que se está consumiendo más.

Walter Flores (Foto: Renzo Salazar)

El peruano busca hoy cafés frescos how can I song. Lo viene comprobando Violeta Mayhuasca de Violet Café Lab, en San Borja, donde además de la cafetería tiene una pequeña tostaduría, lo cual ha llamado la atención de la clientela: “Hemos hecho que el público participe del proceso del café, y pueda vivir la experiencia. Con los tostados vivenciales hemos logrado un incremento del consumo. Dicen “aquí hay café fresco” y compran, ya sea para llevar o consumir en el local”.

Violeta Mayhuasca de Violet Café Lab (Foto: Renzo Salazar)

De acuerdo con la Cámara Peruana de Café y Cacao, en el mercado peruano de café compiten más de 300 marcas y más de 450 formatos de presentación app herunterladen apple. De estas marcas, solo 45 llegan al menos a 48 mil hogares, lo cual indica que son pocas las marcas que tienen una presencia consolidada. Los vendedores de café necesitan mejorar sus propuestas al consumidor, y hay iniciativas que en una siguiente nota vamos a abordar.

El segmento de café fresco ofrece una oportunidad de negocio atractiva en el país , donde la  tendencia al incremento del consumo de este tipo de café  ha llevado a las principales marcas locales de café fresco incrementen  en 12 millones de soles el valor de sus ventas en el canal minorista (Euromonitor 2020 ). 

Los consumidores peruanos compran café fresco en su presentación molido porque tienen tiempo para prepararlo en casa y son más conscientes de las características sensoriales únicas que puede expresar el grano nacional en su taza. Adicionalmente, consideran su tamaño, precio y propuesta de valor. Para captar a ese público -que no está acostumbrado a moler o buscar una cafetera especial- nace Café Napoleón, una marca creada por un grupo de baristas encabezados por Wendy Cabrera download excel trial version.

La propuesta es ambiciosa: café de especialidad, de 85 puntos, y de Cajamarca. Llega molido, en un envase de vidrio, con un tueste tradicional y molienda ideal que permite una duración prolongada a diferencia de otras alternativas: “Queremos facilitarle la vida al consumidor final, y si queremos aumentar el consumo de café de productor y de especialidad este es el granito que queremos aportar”. Café Napoleón se puede consumir en cafetera eléctrica, en la cafetera gota a gota e incluso directamente en la taza.

Café Napoleón, directo a la taza (Foto: Renzo Salazar)

Jorge Cueva, creador de Café Cueva, tiene dos canales de venta: el delivery y el Coffee Bike, un curioso carrito en San Miguel. La venta online sigue creciendo gracias al boca a boca, y las redes sociales; mientras que la experiencia presencial le permite ver la reacción del consumidor face to face windows movie maker free download. “Es un termómetro de lo que piensa el cliente. Desde el Coffee Bike que está en la calle vemos que la respuesta de antes a la pandemia hasta ahora es diferente. Estamos llegando a ese peruano de a pie, que antes no pedía un método y que no pagaba 5 soles por un café especial. Antes todo era café pasado. Jóvenes y adultos, desde taxistas, personal de seguridad o de clínicas cercanas, o farmacias, piden métodos por la curiosidad que les despierta los accesorios. Hay un incremento notorio en el interés del consumidor sobre el café que está tomando”. Para Cueva, la pandemia ha llevado al sector de café a avanzar: “El peruano quiere aprender más de café, de las extracciones, de las recetas, de los métodos”. Desde su trinchera, da respuesta a las interrogantes de la creciente clientela.

Jorge Cueva en su Coffee Bike de San Miguel.

Veamos esta data para entender al consumidor peruano:

  • En un año, los hogares en la ciudad de Lima consumen 22 tazas más de café molido que las tazas que consumen los hogares a nivel país, y también gastan 53 soles más que el monto estimado para los hogares del Perú. La región norte toma más tazas y gasta más que el promedio nacional.
  • En Lima y en la región norte hay una oferta más amplia de café molido en el mercado. Por ello, los miembros de familia que realizan las compras tienen más oportunidades de llevar el producto a casa. Hay cafeterías, tostadurías y su cercanía a zonas productoras ha permitido un abastecimiento continuo.
  • El café molido tiene oportunidades de crecimiento en la región centro oriente y sur a través del desarrollo de estrategias que expongan más este tipo de café en los puntos de venta locales.
  • En el Perú, el café molido es una bebida que se prepara  mayormente para compartir en familia: la cafetera gota a gota se ha posicionado en la memoria . El valor del consumo de este producto es mayor en los hogares integrados por 5 o más personas, principalmente en familias de clase media, es decir, de nivel socioeconómico C (Kantar, 2020).
  • Años atrás, el valor del café molido era mayor y lo compraba la clase media alta. El valor del consumo del producto se ha expandido en el segmento de hogares con un nivel de ingresos medio, lo cual indicaría que las personas con menores ingresos ahora forman el espacio en dónde se puede promover el consumo de café molido. De hecho, es un mercado para explorar donde ya vemos emprendimientos como Café Cueva.

Las tendencias globales de segmentación por nivel socioeconómico y edad aplican al contexto nacional.  IPSOS (2020) recomienda conocerlos para elabora estrategias de venta efectivas en el contexto actual

Existe un mayor valor y volumen del consumo de café molido en los hogares sin hijos con un nivel de ingresos medio. Estos conforman un grupo con acceso a la diversidad de presentaciones de café molido, es decir, pueden cambiar el lugar dónde lo compran y la frecuencia con que lo hacen.

El interés es tal que las cafeterías no dejan de nacer. En la ciudad imperial, Cusco, el tradicional Museo del Café se convertirá en escuela para barismo, catadores y tostadores, e incluirá en junio, en el ambiente de siempre de la calle Espaderos 136, una cafetería de especialidad. Hay mercado, y oportunidad. Así lo cree Franz Trelles Polo y La Borda, fundador del extinto museo y quien se atreve a esta propuesta más integral en plena pandemia. Desde su punto de vista, además de consumo, hay interés en aprender de este maravilloso mundo.

Las generaciones más jóvenes (Y y Z) representan juntas el 49%. Todo hace indicar que este grupo apenas se inserte o mejore su posición en el mercado laboral peruano va a buscar comprar café en formatos de alto valor como el café molido. Incluso, se puede pensar que ya lo están haciendo, pues están en redes sociales promoviendo el consumo de nuestro café con el hashtag #yotomocaféperuano al cual debemos sumarnos.

Periodista. Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Directora de Clases de Periodismo, editora web de Perú21 y directora de La Ruta del Café Peruano. No me imagino la vida sin café. ➤ Soy especialista en Comunicación Digital y Marketing. He sido jurado de Experiencia (2018-2019) del Concurso de Cafeterías de Lima organizado por la Cámara Peruana de Café y Cacao. Estudié barismo en Team Barista.

1 Comment

Deja una respuesta

*