Cruz Juanan: “El café me ha dado una segunda oportunidad para vivir”

Caficultor sueña con crear una ruta cafetalera. Foto: Milagros Herrera.

A Cruz Juanan Ramírez, la vida le dio una segunda oportunidad cuando parecía que estaba perdido entre el ilegal cultivo de la hoja de coca, la violencia que le rodeaba, y la sangre de los suyos. Esa oportunidad se llama café, y hoy tiene todas sus esperanzas puestas en sus parcelas, en su pequeña cafetería que lleva su nombre y que tiene un hermoso mirador en Nuevo Progreso, Tocache, recordada zona roja del Perú seekarten kostenlos downloaden.

“El café peruano es el mejor. Yo no era consumidor, pero hace cinco años todo cambió. Como agricultor me siento orgulloso de haber salido adelante, y tener este producto de calidad”, comenta, mientras nos muestra una bolsa de café que lleva su nombre. Estamos frente a la cafetería que ha habilitado frente a un hermoso paisaje -el mejor mirador del Alto Huallaga- que la mayoría de peruanos desconoce instagram story von anderen herunterladen.

La cafetería de Cruz Juanan.

“Papá eres un cambio y eso lo valoramos mucho”. Esta frase dicha por su hijo de 18 años lo emociona tanto que los ojos le brillan herunterladen. Cruz Juanan vivía sobresaltado cultivando hoja de coca, entre el terrorismo y el narcotráfico, en medio de dos bandos, y él sin encontrar una salida. Pero la vida da segundas oportunidades.

La carta de la cafetería Download songs for free on handy.

Hoy, con una taza de café en la mano, confiesa uno de sus sueños: crear una ruta de café en Nuevo Progreso, Tocache. “Quiero que la gente tome este café especial, conozca la parcela, se tome fotos en el mirador y comprenda el trabajo del caficultor”.

Su familia aprendió a tomar café, y hasta su niña de 12 años disfruta en el desayuno esta rica bebida, que en el campo no tiene hora específica, puede ser a las 5 de la mañana, o a las 7 de la noche herunterladen. Porque el buen café -remarca Cruz- no da insomnio, no daña el estómago, “solo hace bien”.

Con la asistencia de Alianza CAFE  una iniciativa de USAID, ejecutada por TechnoServe que cuenta con el apoyo de JDE, Cruz Juanan ha recibido el asesoramiento técnico necesario para sacar adelante su emprendimiento. En ocasiones, cuenta, se sintió abrumado y pesimista, sin embargo, los representantes de las organizaciones citadas lo animaron constantemente.

“Hasta que creí en el café y todo cambió para bien”, remata. Tomamos café en su casita, y luego en la cafetería. En casa lo prepara con una pequeña máquina que recién ha comprado; y en la cafetería lo hace a la olla. Cuando ve que tomamos el café fija sus ojos en nuestras expresiones, y se complace al escuchar que su café está bueno, que sonreímos como él, un hombre de 40 años, que tiene tres hijos, un hombre y dos niñas.

BUSCAR EL PROGRESO

“Yo invertí lo poco que tenía en el café, y poco a poco fue dando resultados, y eso me permitió crecer. La cafetería nació en 2019”, señala, y otra vez sus ojos parecen brillar más. Tiene su propia marca de café clasificado en selecto, premium y clásico, lo cual le permite tener precios diferenciados para todo público. Cultiva en sus tres hectáreas de café la variedad Catimor, Caturra, y otras.

El café de Cruz llega a las bodegas de la zona. Y los clientes empiezan a llegar a su cafetería.

“Los tiempos de la hoja de coca fueron los peores, hasta un hermano perdí, allá en Huánuco”. Es un tema que le duele, que no logra olvidar.

Ha elaborado una carta en una pizarra de plástico, donde además ofrece café con whisky, una opción para los que gustan del llamado café piteado. También están las bebidas heladas como los frapuccino, los tradicionales Americano y Espresso; y los panes artesanales, o los plátanos maduros y fritos.

“El café me ha dado una segunda oportunidad para vivir”, repite. Y se toma un cafecito en el mirador, orgulloso de lo que ha cosechado, que no es solo café: es una vida nueva.

Periodista. Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Directora de Clases de Periodismo, editora web de Perú21 y directora de La Ruta del Café Peruano. No me imagino la vida sin café. ➤ Soy especialista en Comunicación Digital y Marketing. He sido jurado de Experiencia (2018-2019) del Concurso de Cafeterías de Lima organizado por la Cámara Peruana de Café y Cacao. Estudié barismo en Team Barista.

1 Comment

Deja una respuesta

*