Caficultor del VRAEM figura entre los asesinados en masacre terrorista

Amaba el café y a su patria. Sadith Ortega Pinedo, de 40 años, se dedicó a la cosecha de café en el VRAEM, pero jamás olvidó que fue soldado, y se sentía orgulloso de haber servido a la patria download baby games. Es una de las 16 víctimas de la masacre terrorista en esta parte del país office downloaden microsoft.

Santa Pinedo, su madre, escuchó la noticia por celular “Queremos saber, que investiguen por qué lo mataron, que investiguen”, dice la mujer a América Televisión adobe kostenlos herunterladen chip.

Sadith Ortega estaba afincado desde hace dos décadas en el Vraem. Se dedicaba a la cosecha de café y llegaba a Lima con cierta frecuencia para visitar a su madre, quien vive en Pachacútec, en Ventanilla blitzer.de plus free.

“Era militar, estaba en el Rímac para cumplir servicio, le dieron de baja y ahí se fue a la selva. (…) Siempre se dedicaba en la selva a la cosecha de café myriad pro bold download kostenlos. Venía al año o cada dos años, iba a venir para el 28 de julio a visitar”, detalló.

La mujer demanda justicia por lo sucedido y pide ayuda para que tenga la oportunidad de sepultarlo cerca de su familia. “Quiero que me ayuden, quiero traer el cuerpo para enterrarlo a mi hijo y me ayuden para la sepultara donde podría enterrarlo”, sostiene.

ZONA DE ALTO RIESGO

En el VRAEM se cosecha buen café peruano, y aunque diversas acciones de organizaciones independientes y del Estado nos muestra que el trabajo de los productores y productoras se desarrolla con tranquilidad, la zona sigue siendo de riesgo.

El experto en temas terrorismo Pedro Yaranga explicó a Perú21 por qué fue Sendero Luminoso de los Quispe Palomino, el cual perpetró el crimen.

“‘El Vizcatán’ es la nueva expansión cocalera en el Vraem, todos los cocaleros de esta zona pagan cupos a los Quispe Palomino y el que no paga es expulsado, y si no se hace caso a la línea del partido, es liquidado”, aseveró. Bajo esta situación de riesgo constante trabajan nuestros caficultores.

Fuente y foto: Perú21

Deja una respuesta

*