Ágora Café y Arte: Venezolanos promueven el café peruano con amor y pasión

Fotos: Nancy Onaga

A unos pasos del Haití y del Starbucks. Ubicarse tan cerca del emblemático café miraflorino y de la siempre concurrida cadena no es una aventura sencilla. Pero cae la tarde, y como tantas otras, Ágora Café y Arte tiene su clientela.

Mariana Jerónimo y Ronny Castillo nos reciben con una sonrisa. Los dueños de Ágora Café y Arte,  en Diagonal 378, Miraflores, son venezolanos y grandes promotores del café peruano. Se enamoraron del Perú y ofrecen un café blend de Chanchamayo, Villa Rica y Jaén.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre una librería y una galería de arte, en la parte superior, el café es un magnífico espacio para la lectura, la conversación y las opciones cafetera. Mariana Jerónimo y Ronny Castillo son de lo más amable. Conectan con la clientela muy rápido.

“La gente está aprendiendo a tomar café. El café peruano es uno de los mejores del mundo y estamos orgullosos de compartirlo”, dice Mariana Jerónimo. En Venezuela trabajaban con comida y el tema del café los ilusionaba. Al llegar a Perú, hace poco más de tres años, le apostaron todo a la cafetería.

El equipo de Ágora Café Y Arte.

Ronny Castillo destaca que hay un crecimiento en el consumo, lo cual es una buena noticia para todos los que están involucrados en el sector: “Cada vez son más exigentes los clientes. Buscan explicaciones, recomendaciones y buenos productos”.

Para Ronny, un plus de Ágora Café y Arte es la experiencia. ¿Un libro y un café no es un buen plan? Claro que sí.

La carta es variada: resaltan los clásicos y los cafés helados. “Venimos a trabajar con fuerza, y la esperanza de seguir creciendo”, dice Ronny, quien casi siempre tiene una sonrisa.

“El capuccino es el puente entre tomar el café de siempre y el más elaborado. Es el más solicitado, y el comienzo de esta aventura que es el café”, comenta Ronny.

El local nunca está vacío. De lunes a domingo, esta pareja de venezolanos da todo para sacar adelante este proyecto que va más allá del café. Dos capuccino confirman los lazos que nos unen: Rodolfo Castillo, el joven y amable barista, dibuja el nombre de Perú con la leche. En la otra taza está el nombre de su país: Venezuela.

Horarios: De Lunes a Sábado: de 7:30 a.m a 9:30 p.m.

Domingos: De 10:00 a.m. 7:30 p.m.

Deja un comentario

*