Infusión de hojas de café o “té de hojas de café”, una buena propuesta

Foto: Renzo Salazar

La infusión de hojas de café no es una bebida nueva. Incluso, se bebía en tiempos ancestrales, y hoy alcanza nueva relevancia gracias a la iniciativa de algunas cafeterías y productores quittung vorlage herunterladen.

En Origen Marín Café & Laboratorio en Villa Rica ofrecen hojas de café para preparar infusiones microsoft excel 2013 for free german.

LA RECETA nos la proporcionó la barista Daniela Marín.

-Lavar las hojas de café (deshidratadas) que vienen en bolsitas.

-Usar 3 a 4 gramos por agua polaris office kostenlos downloaden.

-Infusionar en agua caliente entre 6 a 7 minutos.

EFECTOS POSITIVOS

La infusión de hojas de café o también llamado té de hojas de café tiene un efecto relajante, con notas a polen y miel download from sql server management studio.

A nosotros nos encanta sin azúcar, pero si deseas la puedes endulzar. Esta infusión no tiene sabor a café. Es suave, de baja astringencia, y buen cuerpo audible audiobook download mac.

En Fórum Café destacan que “la infusión de hojas de café se ha consumido durante cientos de años en determinadas culturas como un remedio tradicional para afecciones de salud. En Etiopía a esta bebida se le conoce como ‘kuti’ y en Indonesia como ‘kawa dawn’. La infusión es popular, también en Sumatra, Jamaica, India, Java y Sudán, donde, históricamente, los caficultores guardaban el grano para vender o para ceremonias y utilizaban las hojas del cafeto para preparar infusiones sanadoras para autoconsumo. Gracias a su alta acumulación de compuestos fenólicos, las hojas de café, según han demostrado diversos estudios, contienen una concentración mucho mayor de antioxidantes que las de los tés verdes o negros tradicionales, contribuyendo con ello a combatir nuestro deterioro celular”.

En Perfect Daily Grind precisan: “Todos los tés “genuinos” derivan de la planta Camellia sinensis. Dado que las hojas del cafeto no provienen de esta planta, una bebida hecha con ellas es técnicamente una “tisana”, como el rooibos o la manzanilla”.

Cuatro características de este producto que les resulta atractiva a los fanáticos del té: sabor que recuerda al té verde, suave, de cuerpo redondo, completo; evidencia científica sobre beneficios anti inflamatorios para la salud; bajos niveles de cafeína, menores incluso que los del té verde, y beneficios económicos y crecimiento sostenible para los productores de café.

De acuerdo a esta y otras publicaciones tiene efectos antiinflamatorios, generados por la mangiferina y por el equilibrio que crea en la producción del cuerpo de óxido nítrico. Hay también ciertas pruebas que sugieren un impacto positivo en la diabetes Tipo 2 y en los niveles de insulina y colesterol: “Los niveles de mangiferina en las hojas de café son muy altos. Este compuesto ha sido ampliamente estudiado; es un politenol antioxidante, como la EGCG (epigalocatequina galato), la molécula mágica, principal facilitadora de salud del té verde. A la magnefirina la encontramos principalmente en el mango”.

DATO

A principios de 2020, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria aprobó el producto para su venta en toda la Unión Europea, lo cual significa que el mercado podría crecer en los próximos meses.

Periodista. Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Directora de Clases de Periodismo, editora web de Perú21 y directora de La Ruta del Café Peruano. No me imagino la vida sin café. ➤ Soy especialista en Comunicación Digital y Marketing. He sido jurado de Experiencia (2018-2019) del Concurso de Cafeterías de Lima organizado por la Cámara Peruana de Café y Cacao. Estudié barismo en Team Barista.

Deja una respuesta

*