Montcafé: Café de Rodríguez de Mendoza en el corazón de San Isidro

Fotos: Nancy Onaga

A Jan Van Oordt y Marco Murrieta los unió el café hace más de seis años, pero el café siempre estuvo en sus vidasPara Jan Van, era su compañía constante cuando estudiaba Economía; mientras que Marco había crecido en Rodríguez de Mendoza, Amazonas, una de las zonas cafeteras más importantes del Perú.

En la avenida Enrique Canaval y Moreyra, en el corazón financiero de San Isidro, está Montcafé. El café es de la finca Oso Negro, de Rodríguez de Mendoza, donde los padres de Marco siguen cosechando con amor y dedicación. Montcafé tiene dos marcas en el mercado: Musa y Montcafé, con más de 83 puntos en taza. La cafetería tiene un año y cuentan con una tostaduría propia en Chorrillos. Al largo plazo, piensan en continuar creciendo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jan Van Oordt explica que trabajan con entre 5 y 10 caficultores de Rodríguez de Mendoza. El café llega seleccionado a sus manos y en la tostaduría hacen el tostado y empacado, y en algunos casos elaboran blends para determinados clientes.

UN FIN SOCIAL

La empresa tiene un fin social, y Musa, llamado café femenino, busca reconocer el trabajo de las mujeres caficultoras. Este café se comercializa en Wong, y tiene un diseño de la artista Sheila Alvarado. “Es un café producido por mujeres”, dice el economista, quien advierte que efectivamente el consumo de café se ha incrementado en el país, y que hay una especie de boom de cafeterías de especialidad.

Montcafé busca generar desarrollo para la empresa y el ecosistema, el cual se inicia con los productores. “Además de pagar un precio mayor al del mercado buscamos generar valor en toda la cadena”, indica.

La cafetería marcha bien y el objetivo es mostrar una experiencia: cuentan la historia de su café en las pizarras, tienen hasta 10 métodos para preparar la bebida y un mural que reconoce el trabajo de los caficultores.

Marco Murrieta, de 34 años,  y Jan Van Oordt, de 32,  estudiaron Economía en la Universidad Nacional Villarreal. Marco cuenta que desarrollan en la finca café sostenible: calidad y cantidad sin comprometer el ecosistema.

Rodríguez de Mendoza tiene microclimas de entre 1,200 y 2,000 m.s.n.m., lo que te da cafés muy aromáticos y cítricos que en taza son extraordinarios”, explica Marco, sin ocultar la pasión que le inspira su tierra.

 

Deja un comentario

*