Guilherme Morya: Perú debe aumentar la producción de café y seguir brillando por su calidad

Perú tiene un café de altísima calidad. (Foto: Renzo Salazar)

El Perú tiene un buen camino para crecer en la producción de café, y brillar por su calidad. Sin embargo, los retos son grandes. Así adelantó Guilherme Morya, analista senior del departamento de investigación y análisis sectorial de Rabobank Brasil, enfocado en el sector cafetalero.

Morya participará en la 23 Convención Nacional de Café y Cacao, en el espacio ‘Mercado Internacional del Café’, y en un adelanto de su ponencia, dijo a La Ruta del Café Peruano que nuestro país tiene muchas oportunidades: «Vemos a Perú creciendo más su participación en el mercado externo, y va a competir con mercados importantes como Honduras y Colombia». Para el experto, Perú es un jugador importante y líder en el segmento de cafés suaves lavados.

Brasil y Vietnam siguen siendo los grandes jugadores del mercado en volumen, ambos representan el 54% de la producción mundial. Perú llegó al quinto lugar en 2006, hoy está décimo y ha sido desplazado por México. Pese a la concentración y las tendencias, Perú se mantiene.

En entrevista con La Ruta del Café Peruano, Morya comentó el caso brasileño, el cual tiene como objetivo incrementar la productividad en lugar de expandir el área de cultivo en el contexto de cambio climático. 

Guilherme Morya, analista senior del departamento de investigación y análisis sectorial de Rabobank Brasil,

Brasil, el mayor productor y exportador del mundo, obtendría una cosecha mucho menor para el periodo 2021-22 debido a los desafíos relacionados al cambio climático, principalmente debido al clima seco y los efectos del fenómeno de La Niña.

Si se mira el escenario colombiano tenemos como modelo su fortaleza en el esfuerzo detrás de su marca. Colombia tomó medidas efectivas a tiempo para confrontar la variación en las condiciones climáticas. Cuando la roya, enfermedad que daña el cultivo del café, proliferó y redujo la producción; se implementaron programas de renovación. Se reemplazaron los árboles. Se redujo la edad promedio de los cafetos de 15 a 7 años, lo cual impulsó aún más los rendimientos de sus cosechas.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia estima que actualmente casi el 85% del área cafetalera está plantada con variedades resistentes a la roya en comparación del año 2008, cuando esta área sólo era 35%.

ARÁBICA Y ROBUSTA

Morya indicó que el crecimiento de la producción de café fue notorio, en ambas variedades: arábica y robusta: «Normalmente arábica es la variedad que tiene más crecimiento, pero durante la pandemia; muchas regiones, especialmente aquellas en vías de desarrollo, tuvieron que emigrar de los cafés de más calidad a los de menos calidad. Por ello, se puede decir que la variedad robusta fue la que venció”. 

El analista refirió que las exportaciones peruanas van bien, después de Brasil y Colombia. Perú ocupa el tercer lugar: «Vemos a Perú creciendo más su participación en el mercado externo, y va a competir con mercados importantes como Honduras y Colombia. Es necesario incidir en la calidad, ese factor será decisivo».

El mercado consumidor busca cafés de calidad. Colombia tiene una marca fuerte e histórica. Se trata entonces de pensar en la marca, trabajar en calidad y en productividad. Morya destacó que «el consumidor de café está cada día más exigente, pidiendo más calidad».

Cafetería barranquina Felicia y Domingo (Foto: Aura Guío)

Otras regiones productoras de café que debemos mirar son Costa Rica y El Salvador.

Guilherme Morya destacó la importancia de considerar a las especies resistentes a las enfermedades y al cambio climático, y las alternativa tecnológicas para incrementar la productividad.

Capuccino en Cafetería Felicia y Domingo. (Foto: Aura Guío)

EL CONSUMO

El consumo mundial de café aumenta, pero aún se mantiene un 1,2 % debajo de la producción mundial. Sin embargo, la Organización Internacional del Café, no descarta que el consumo mundial supere a la producción el próximo año.

Los peruanos consumen principalmente café soluble (instantáneo), que representa el 75​% del consumo nacional total de café. A pesar de ello, los patrones de consumo están cambiando y se está arraigando una cultura de consumo de café tostado y molido.

El consumo de café entre los consumidores urbanos jóvenes está creciendo. Los niveles de consumo ahora están alcanzando el umbral de un kilogramo per cápita en este grupo demográfico, detalla la Cámara Peruana de Café y Cacao.

La cámara precisa que el consumo interno de café todavía representa solo alrededor del 10 % de la producción total, pero tiende a incrementar: «Las pequeñas tiendas (60 %) y los supermercados (30 %) son los principales puntos de venta en el país, pero no los únicos. Al menos 10% del café se comercializa por otros puntos de venta, dando acceso a nuevas marcas en el mercado».

Si bien puede ser demasiado pronto para conocer el impacto de largo plazo de la pandemia en el mundo del café, hay cambios visibles: algunas tiendas y marcas no pudieron continuar, mientras que otra apostaron por la innovación, la digitalización, el ecommerce, y modelos comerciales flexibles para satisfacer la demanda de los consumidores de la nueva normalidad.

DATOS:

  • El 29 de junio empieza la 23 Convención Nacional del Café y Cacao, la nueva normalidad del café y cacao en el Perú: retos y oportunidades.
  • Guilherme Morya expondrá en el segmento «El Mercado Internacional del Café» el día martes 29 de junio de 4:00 a 6:00 pm.
  • Link de inscripción gratuita https://23cnc.camcafeperu.com.pe/instance/MTQ/signin
Periodista. Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Directora de Clases de Periodismo, editora web de Perú21 y directora de La Ruta del Café Peruano. No me imagino la vida sin café. ➤ Soy especialista en Comunicación Digital y Marketing. He sido jurado de Experiencia (2018-2019) del Concurso de Cafeterías de Lima organizado por la Cámara Peruana de Café y Cacao. Estudié barismo en Team Barista.

Deja una respuesta

*