Más de 8 mil marcas de café y cafeterías buscan espacio en mercado local

El café es el rey, y alrededor de esta producto hay mucho más como se demuestra en MamaQuilla. Foto: Aura Guío.

El café peruano afronta un buen momento, pero hay mucho camino por recorrer. Esa es una de las conclusiones a las que podemos llegar tras la 23 Convención Nacional de Café y Cacao, la nueva normalidad del café y cacao del Perú.

En el panel final dedicado al consumo interno, se consideró clave pasar de país cafetalero a país cafetero. El hashtag #Yotomocaféperuano tiene más de 10,000 menciones en Instagram, pero ello deberíamos verlo reflejado mucho más en las cifras.

El crecimiento es de 6% anual a pesar de la pandemia. El escenario que ha impuesto el Covid-19 ha favorecido al café peruano, ya que se instaló en la mesa de los que realizan home office, llevó a muchos a explorar en la variedad y diversas presentaciones de café, e incrementó la venta por internet a través de las redes sociales.

David Gonzales, coordinador de la Cámara, compartió los avances de la línea base de consumo interno elaborado en el marco del Proyecto Alianza Café Sostenible y Competitivo financiado por la cooperación suiza. La presentación resaltó la existencia de un consenso en las líneas de acción estratégicas para promoción del consumo interno de café en países productores líderes y cuyos resultados son palpables en América Latina, que ha incrementado consumo. Según el Plan Nacional de Acción del Café, Perú incrementará su consumo en 30% al 2030.


La información de consumo de café en el Perú se distorsiona debido a que en el mercado existen productos sucedáneos, bebidas elaboradas a base de café y pequeñas marcas locales. Al 2020, existen más de 8,600 marcas de café y cafeterías en el país (de acuerdo al Indecopi), la mayoría en Lima, las cuales no suelen ser incluidas en las bases de datos de las consultoras de investigación de mercados. Tenemos, a nivel nacional, una serie de propuestas como el coldbrew y hasta la cerveza de café que esta semana presentó Dark Academia Coffee y la cervecería 7 vidas.

Cerveza en base a café, una asociación entre Dark Academia Coffee y la cervecería 7 vidas. (Foto: Esther Vargas)

En la cafetería de especialidad tostaduría MamaQuilla, en Pachacamac, encontramos a Renzo Ruiz (barista) y Gracia Briceño (tostadora, catadora y dueña del emprendimiento) con una carta que incluye coctelería con un cold brew en botella y un macerado de café en pisco, dos buenas opciones para cautivar más público. «No dejamos de pensar en nuevas experiencias para el cliente», dice Gracia, mientras Renzo presenta las bebidas con papaya andina, o agua tónica y hielo con incrustraciones de flores comestibles. El espectáculo visual es hermoso, y la propuesta buenísima.

Propuestas de MamaQuilla para sorprender al cliente. (Foto: Aura Guío)

MamaQuilla ganó en el 2019 el concurso a mejor cafetería de especialidad y desde entonces hasta hoy se ha mantenido firme en promover el consumo de diversos orígenes, y elaborar una carta innovadora.

Gracia Briceño (Foto: Aura Guío)

EL CONSUMO SE FORTALECE

Gonzales advirtió que existe de un sesgo en la información de consumo, debido a que muchas de las zonas productoras no se consideran como parte del análisis, su baja densidad poblacional, la carencia de canales modernos como supermercados e informalidad reduce su acceso de información.

En el distrito de Pichanaqui, provincia de Chanchamayo, región Junín, donde habitan 5,600 familias productoras de café, existen más tiene 20 cafeterías y se estima el consumo por familia va entre 370 gr. y 1 kg. El consumo de café se fortalece también en las más de 220 mil familias productores.

Tenemos diversas bases de datos que ameritan analizar de una manera más amplia la oferta, consumo y demanda. En ese sentido, dijo, la línea base de consumo interno representa un esfuerzo por presentar información
de manera fidedigna a la realidad peruana. Los resultados más relevantes del estudio señalan que los peruanos somos grandes consumidores de bebidas calientes, básicamente mates y bebidas fortificantes. Aquí, el café
tiene una participación en el volumen del consumo en el hogar del 20% y muestra el crecimiento más alto proyectado: 6% anual hasta el 2025. Pese a las dificultades que trajo la pandemia para el consumo fuera del hogar, la nueva normalidad ha favorecido nuevos canales de venta, como el ecommerce. Solo en los últimos 4 años la venta de bebidas calientes a través de este canal aumentó su valor de 8 a 84 millones de soles. El crecimiento
del consumo en zonas productoras también crece y las marcas locales conquistan al consumidor local.

Por ejemplo, explicó Gonzáles, en Cusco, el líder en café grano y molido es una marca regional, que cuenta con disponibilidad en anaquel: está en el 70% los puntos de venta. El estudio concluye que el mercado ha crecido sin acción política, algunos segmentos han aumentado precio, otros disminuido. Esto ha expandido el consumo de grano molido tanto
en Lima como regiones, una mala política podría afectar a emprendedores y marcas locales.

El estudio busca aportar a su diseño con una mirada inclusiva y dinámica.


Estrategia en el canal moderno
En el Perú el canal moderno autoservicios (supermercados e hipermercados) tiene una participación del volumen de ventas de café del 25% y viene creciendo. Katia Rodriguez, especialista en compras y marketing de la categoría bebidas calientes.

La experta explicó que el punto de partida fue el diseño de una estrategia de largo plazo, a partir de la cual se desplegaron las acciones desde el año 2013: identificación de marcas con alto valor agregado para tener un surtido diferenciador, incremento de la visibilidad de los productos con información educativa y atractiva para el cliente, promoción de la cultura del café y monitoreo de resultados.

La mezcla de marcas locales y globales con cualidades sensoriales únicas en la oferta volvieron al café un producto aspiracional, lo cual también llevó al incremento de la venta de productos complementarios como molinos y aparatos para preparar café. El consumidor, en plena pandemia, al fin se hizo cafetero. Ante este panorama, se hizo necesario profesionalizar al equipo de ventas que se volvió especialista en venta de café. Así, el involucramiento del vendedor se tradujo en una experiencia especial de compra para el cliente

En su opinión, la capacitación de quiénes están en contacto con el producto y el consumidor es la herramienta clave para promover el consumo, como señalamos en esta nota.


Periodista. Especialista en Comunicación Digital y Social Media. Directora de Clases de Periodismo, editora web de Perú21 y directora de La Ruta del Café Peruano. No me imagino la vida sin café. ➤ Soy especialista en Comunicación Digital y Marketing. He sido jurado de Experiencia (2018-2019) del Concurso de Cafeterías de Lima organizado por la Cámara Peruana de Café y Cacao. Estudié barismo en Team Barista.

Deja una respuesta

*